historia viva 200px

Torres Oscuras

torre_cuadradaDeclaradas Bien de Interés Cultural por la Conserjería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía y yacimiento arqueológico medieval. Propiedad del municipio desde el año 1942, de las cuatro torres originarias solo se conservan dos de ellas: la torre ochavada y la cuadrada, como restos emergentes de lo que fue una construcción militar y defensiva de mayor tamaño y con distintas y sucesivas fases de ocupación. De las dos restantes poco o nada se sabe, salvo de la que ordena derribar por acuerdo del Ayuntamiento en el año 1874.

La participación de Torreperogil en todos los acontecimientos bélicos del siglo XV debieron dejar huella en las estructuras defensivas de su fortaleza, pudiendo relacionarse con algunas de las grandes reformas estructurales que han sido constatadas en las investigaciones arqueológicas.

Tras las excavaciones realizadas a partir de 1990 como consecuencia de unas obras de adaptación del recinto para auditorio municipal, los arqueólogos constatan las siguientes fases de ocupación y construcción:

  • Edad de bronce y época Ibero-romana: algunos indicios procedentes de restos cerámicos encontrados
  • Edad media: Corresponde a la fase mas importante de la fortaleza. Se conservan las dos torres referidas y las excavaciones descubren nuevos elementos que manifiestan varias reestructuraciones. Parece ser que la primera fortaleza estaba formada por dos muros de mampostería a ambos lados de un pasillo, cuyo uso pudo ser el de barbacana. En una segunda fase, se produce una profunda reestructuración, de tal forma que el primer lienzo de muro y el pasillo fueron inutilizados, construyéndose en su lugar varias torres defensivas. Además se construyen varias estancias organizadas entre si por pasillos. Algunas aprovechan en su construcción los desniveles del terreno para edificar cantinas. En el patio de armas central se edifico un aljibe rectangular con bóveda de cañón para recoger y almacenar las aguas pluviales. A su interior se accedía a través de una puerta y una escalera, utilizadas para su limpieza y mantenimiento.
  • Siglos XVI y XVII: Se sigue ocupando como zona de vivienda pero sin realizar reformas de importancia.
  • Siglos XVIII al XX: Se realiza una fuerte reestructuración del recinto para convertirse en cementerio por su proximidad a la iglesia parroquial y pasar a propiedad municipal en el año 1642. Como ha puesto de manifiesto G de la jara, en las Actas Capitulares del municipio se recogen noticias de la existencia del castillo durante el siglo XVII, concretamente en 1642 "las Torres de Pero Gil pasaron a ser propiedad municipal, tasándose su valor por maestros herreros, carpinteros alarifes tanto locales como enviados por el Concejo Supremo de Castilla, siendo el importe de la venta, pagado por la Real Hacienda de Felipe I" En un primer momento se respetaron las murallas y algunos muros de sus dependencias, pero se realiza un área de enterramientos infantiles en el exterior y en el interior se abren fosas que rompen muros y distintos niveles arqueológicos. En una segunda fase posterior, se derriban lienzos de muralla y las construcciones internas y en el año 1874 se acuerda derribar una tercera torre existente hasta el momento por el mal estado que presentaba, siendo parte de sus materiales aprovechados por los vecinos. El 22 de septiembre de 1819, se ordena la construcción de un nuevo cementerio, para ello el ayuntamiento cede los terrenos del viejo castillo y la parte que ocupan sus murallas. La cesión de estos terrenos por parte del ayuntamiento supuso otra importante transformación del antiguo castillo, ya que fue construida una nueva necrópolis, esta vez con planta de cruz latina, de cabecera circular. En la misma, la zona central fue utilizada para enterramientos individuales en fosas de tierra, y los espacios laterales para nichos. Esta nueva necrópolis destruye no solo el antiguo cementerio, sino también el aljibe del castillo, que se convierte, primeramente en un panteón, y posteriormente en un osario, para lo cual se destruye su bóveda y uno de sus laterales. Este cementerio fue utilizado hasta diciembre de 1852, fecha en la que fue abierto uno nuevo a las afueras de la localidad, pasando los terrenos a propiedad de la iglesia. Tras estas amplias reformas, del primitivo castillo tan solo se conservaron algunos lienzos de muralla y tres torres.
  • torre_ochavadaDocumentalmente sabemos que en 1874 podía verse una tercera torre, aunque en muy mal estado. Según se recoge en las Actas Capitulares, el 17 de mayo de 1874, "El Sr. Alcalde manifestó que se le había pedido el terreno que circunvala la torre lindante al cementerio viejo para edificar en él, y creyendo que esta concesión vendría tal vez a ocasionar desgracias por el mal estado de solidez en que dicha torre se hallaba, por lo cual si se quiere ceder dicho terreno, debía acordarse la demolición de la torre o no permitir su edificación junto a ella...» el 24 de mayo de 1874 "...manifiesta el Alcalde, que habiéndose llevado a ejecución el acuerdo del Ayuntamiento sobre el derribo de la Torre lindante al cementerio viejo, se le concedió autorización a Diego Molina Avilés por el aprovechamiento de los materiales que resultasen del derribo y que si el derribo no se efectuara dentro del plazo fijado, que sea nula de cesión...", finalizándose la destrucción de la misma en el mes de septiembre. En 1887, aún pueden verse los restos de algunas de las torres que formaban el recinto fortificado, tal como señala Alfredo Cazabán, mencionando la existencia de dos de las torres, "una octógona, otra cuadrada, muy derruida, y algunos vestigios de las restantes"
  • En 1975 son restauradas por la Dirección General de Bellas Artes.

Hoy en día, tras tantos avatares, permanece en pie la torre ochavada y una torre de planta cuadrada, ambas de mampostería irregular y menuda. La torre ochavada presenta sillares regulares en las esquinas y la puerta de entrada. La torre cuadrada presenta una doble estancia superpuesta. Ambas torres presentan cubierta de bóveda y están rematadas con canes de buena factura que debieron sostener un matacan contiguo.

Ambas torres definen, junto a la iglesia parroquial de Santa Maria la Mayor, el carácter histórico de su poblamiento y su enorme volumen configura la imagen de Torreperogil.

 

cantaores

escritores

escultores

musicos

pintores

variedades

otros

© 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By JoomShaper

Please publish modules in offcanvas position.