historia viva 200px

 

 

torrenios ejemplares

cantaores
copla
escritores
escultores
cantaores
copla
escritores
escultores

Jiménez Martínez Luis, "Luis Porrilla"

luisNació un cinco de octubre, celebrado mes, de 1926, teniendo, por tanto en estos momentos 83 años. Se encuentra en perfectas condiciones físicas y mentales siendo un veterano joven por sus ideas, por su inquietud, jovialidad y dominio, aún, de una voz extraordinaria.

Desde los tres años ya cantaba. "...es que escuchaba a mi mama que cantaba muy bien, y, como no me separaba de ella, pues..."

Con quince años cantó con "La Niña de Antequera" en el Bar de Checa, que estaba en la Plaza. "Me llevó mi primo Nicolás, el baezano, también conocido por "El mellao".

10Ha actuado con Juanito Valderrama, Paco Guerrero y los Hermanos Soto de Linares, entre otros muchos en sus múltiples actuaciones. "Luis Porrilla" ha estado siempre allí donde se le ha llamado y, siempre, altruista y generosamente. Es en el cante como lo es en su vida: generoso, alegre, vitalista, trabajador, compañero de sus compañeros y sobre todo amigo de sus amigos.

Campesino y jornalero torreño ha trabajdo en el campo, en la obra, y en la construcción de la vía, especie de subsidio agrario en su momento. Ha sido emigrante y siempre en busca del sustento para él y su familia: María, su mujer, y sus hijos Pepi y Nicolás.

En Madrid cantó en El Bacilón y quisieron contratarlo. Lo presentó su otro primo "Juan Porra", "El caguetilla", o "El tio de la manta", que también por este mote se le conocia. ¡"Me subí, dice, a cantar una copla y ya iba por ocho y no me dejaban bajarme. El público no quería que actuaran los artistas profesionales preparados para esa velada.!." El dueño del local le preguntó que dónde trabajaba. "En los hotelitos, le contestó, ganando cien pesetas diarias por diez horas de trabajo a diez pesetas." Corrían por aquellos entonces los años cincuenta de tan malos recuerdos. ¡Me ofreció 500 pesetas por media hora que cantase todas las noches!. Pero no aceptó. ¡"Si hubiera aceptado me pierdo!. Pensé en mi familia, lo más importante para mí, y lo dejé!".

Posteriormente se fué a Guadalajara a trabajar en la construcción del Canal de Isabel II. Las tardes entre los compañeros, haciendo "la ligá", comentando los incidentes del día y avatares de la vida y, de vez en cuandoun cantecejo, hacían más llevaderas la lejanía y la soledad, compañeras inseparables de todo emigrante.
Su voz de jilguero, sus nostálgicas letras y sus alegrías en la necesidad del amor , transportaban en alas de esperanza a mejores tiempos y circunstancias.

8Una vez en la Torre, ya de vuelta, "me coloqué en la vía, machacando piedra". Fueron sus primeras cotizaciones como campesino a la Seguridad Social Agraria, "la perra gorda". Siempre con su borriquilla, al paso lento y tranquilo de la misma, cantando sus muleras y cantos de siega, sigue Luis dirigiéndose a sus olivas alegrando los caminos por los que pasa. Cada vez hay menos pajarillos en el campo, oímos decir, pero, mientras viva Luis Porrilla no los echaremos en falta. ¡Su cante suple la carencia!.

Ha colaborado en todo tipo de festivales benéficos y él mismo los dice: "He sido el que más veces he cantado en el pueblo". Merecedor de todo reconocimiento, lo ha recibido de la Exma.Diputación Provincial de Jaén, Ilmo Ayuntamiento de Torreperogil, 6/9/94, y de su Peña Flamenca La Solá, 6/9/2004.

Es autor de numerosas letras de sus cantes donde cuenta los principales acontecimientos que suceden en su tierra. Valga como muestra la siguiente soleá con poesía y que termina por fandangos:

3

Este Pueblo de la Torre
cuna del buen Socialismo p
donde nació aquel Alfonso
al que todos tanto quisimos.
Alfonso Fernández Torres
a tí t'o el Pueblo venera
porque quisiste llevar
al Partido Socialista
p'a bien de la Humanidad.
Cuando murió nuestro Alfonso
¡t'o el Pueblo lo lloró!.
¿Cómo no iba a llorar
si de todos murió el mejor?.
El Pueblo en masa lloraba
por la muerte de aquel hombre

 

que cuando estaba en la cárcel
entre rejas, allí en Sevilla
siempre con la mente puesta
para llevar p'adelante
la Libertad del Obrero
y acabar con las injustias
que se estaban cometiendo
Puso en pié,
cuando volvió del exilio.
al Partido puso en pié.
Y volviendo de Madrid
murió en un maldito tren,
¡Pero el Pueblo está contigo!

 

Dice Luis que un amigo suyo le ha regalado una poesía. La ha buscado por todos sitios, e incluso a vuelto loca, también buscándola, a su paciente y cariñosa María. No ha aparecido. Haciendo memoria Luis ha recordado cómo terminaba:

En la Peña la Soleá
se canta de maravilla.
Si quieres oir buen cante
hay que oir a Luis Porrilla.
El dia que se nos vaya,
le haremos una letrilla
que diga: ¡Se fué el mejor!.
¡Se llamaba Luis porrilla!.

Luis no nos faltes nunca. Es honor para mí considerate mi amigo.P.Raigal

Torreperogil, Junio del 2009

 

 

 

 

 

 

cantaores

escritores

escultores

musicos

pintores

variedades

otros

© 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By JoomShaper

Please publish modules in offcanvas position.