historia viva 200px

 

 

torrenios ejemplares

cantaores
copla
escritores
escultores
cantaores
copla
escritores
escultores

Villar Jurado, José Luis

villar_jurado_jlJosé Luis Villar Jurado nació en Torreperogil (Jaén) en 1968. Comenzó sus estudios de EGB en su pueblo natal, posteriormente, estudió el bachiller en el Instituto “Huarte de San Juan”, de Linares, y más tarde “Técnico de empresas y actividades turísticas” en Valencia. Fue allí donde encontró compañeros y grupos del mundo espiritual con los que adquirió y compartió vivencias y experiencias, conociendo varias filosofías e ideologías. También se unió a los chamanes andinos, con los que compartió enseñanzas, profesando juntos el amor y el culto a la naturaleza.

Actualmente trabaja como funcionario de carrera en el Ayuntamiento de Jaén, donde también reside en una casa en el campo.

Buscador incesante del sentido de la vida y de la felicidad, comparte en sus libros una vida de interiorización en el espíritu humano, así como en su entendimiento y superación.

{slide=Prsentación del libro "La voz del alma" por D. José Membrive}

- Señoras… señores...

- Sr. D. José Membrive, editor de Ediciones Carena.

- Amigos y amigas.

Hoy tenemos el honor de presentar nuevamente la 2ª obra de José Luis Villar Jurado, titulada “La voz del alma”, y para mí, particularmente, un motivo de orgullo.

“La voz del alma” es el segundo de los libros que conforman su trilogía, compuesta por “Mensaje desde el silencio”, ya publicada, y próximamente verá la luz “El sendero del corazón”

José Luis Villar tiene hoy la satisfacción de ver presentado su libro y un nuevo sueño cumplido. Recientemente, en Abril, ha presentado esta misma obra en la Feria del libro de Barcelona, donde ha tenido una gran acogida por parte del público.

Hombre inquieto y siempre buscando el sentido de la “verdad”, sigue bebiendo de diversos conocimientos, como el lamaísmo, budismo, chamanismo o la escuela zen. Esto le permite conocer de manera profunda muy diversos pensamientos filosóficos, sintiéndose atraído por pensadores y maestros como Krishnamurti, Platón, Lao Tse, Confucio, Marco Aurelio, y el propio Gandhi, entre otros.

De igual manera, su obra está impregnada del pensamiento sintoísta; el sinto predomina, sobrevuela “todo su ser”, como siempre lo hicieran en su profundo amor a la naturaleza, las almas sencillas de los primitivos pueblos del Asia Oriental; el “elam vital”, la fuerza viva, que hace que el ser humano permanezca ante tanta adversidad.

Nos recuerda el espíritu, la sensibilidad de un Rabindranath Tagore, o Gibran Khalil Gibran, de igual manera, la pluma de José Luis Villar discurre en una serena y armoniosa reflexión, sobre tantos y tantos elementos espirituales, que se suceden en el “ser” y en el “devenir” del hombre.

Por tanto, su obra, independientemente, de que José Luis profundice más en ello, y de la lectura atenta y sosegada de cada uno de sus capítulos –es como río cauteloso, templado, plácido y profundo, como es, sin lugar a dudas, el sentimiento, o mejor, los sentimientos, las vivencias humanas, aunque algunas veces nos parezcan turbulentas y arrebatadas, cuando en el fondo es, como ya queda dicho, cálida, suave, y llena de tantos interrogantes sobre nosotros mismos y la función que desarrollamos en este mundo.

Es por lo que el autor intenta en un texto sencillo y profundo en “La voz del alma” acercar a cada ser “hacia sí mismo”, “hacia su interior más intimo”.

Desde que el hombre desarrolló la facultad de pensar, desde que comenzó a plantearse la lógica de la vida y de la muerte, e indagar en qué sentido tiene esta existencia, quiso conocer el porqué, quiso encontrar respuestas a miles de preguntas, y ha ido hallando solución a alguna de sus dudas y cuestiones.

Desde tiempos remotos, ha existido en el hombre una necesidad interna, espiritual, basada en el respeto a la naturaleza, en el carácter sagrado de los elementos, en la percepción de algo que va más allá de esta vida, en el estudio del sentimiento profundo que cada hecho nos suscitaba y en el conocimiento de sí mismo.

 

Algunos escribieron sobre ello, otros lo hablaron, y también hubo quienes divulgaron un mensaje manipulador y tendencioso; pero otras veces, las menos, el mensaje fue puro y cristalino, sin más intención que la de compartir su descubrimiento, en una labor de ayuda.

Era una espiritualidad que no estaba sujeta a reglas, ni a dogmas, sino que era la expresión del mundo interior, de la esencia de cada persona.

Es a esa espiritualidad natural a la que hace referencia, la que describe e inspira toda la obra de José Luis Villar.

En muchas ocasiones, hay preguntas en nuestro interior que no alcanzan respuesta, hay asombro y dolor ante sucesos que no acabamos de comprender y que nos cuesta asimilar. Y no existe ningún método, ningún modo de actuar estudiado ni señalado en nuestro camino. Reaccionamos y afrontamos los hechos según nos van sucediendo, y, a menudo, no de la mejor forma, pues es difícil aceptar o valorar aquello que nos incomoda, que nos produce dolor o que nos decepciona, sin entender que todo ello es la parte más necesaria, la que más nos aporta, la que más nos hace crecer, con el fin de hacernos fuertes, de superar nuestras caídas, levantarnos y mirar de nuevo el futuro con ilusión.

Vivimos dentro de una crisis que nos indica que debemos realizar un esfuerzo, que nos revela que es tiempo de superación, sobre todo de nosotros mismos. Vivimos tiempos en los que los valores de ayer ya no son los de mañana, y necesitamos buscar un apoyo, necesitamos un sustento, un conocimiento que nos proporcione la calma y el equilibrio, que nos prepare para los acontecimientos que nos depara ese incierto futuro que nos aguarda, un conocimiento basado en el entendimiento de los sucesos, en la explicación de las causas, y en la comprensión de nuestro ser para poder afrontar ese futuro sin perder demasiado la paz.

Hace aproximadamente un año tuvimos el placer de presentar el primer libro de José Luis Villar, titulado “Mensaje desde el silencio”, que ha tenido una gran aceptación y calado entre sus lectores. En este nuevo encuentro, y después de este tiempo de madurar y sentir su primer libro, nos llega “La voz del alma”, desde el conocimiento, la aceptación y el modo de entender lo que cada nuevo día nos reserva la vida. Porque cada día es único, es irrepetible, es una nueva oportunidad que no se repetirá, por ello es tan necesario sentirlo y valorarlo.

En este nuevo libro nos hace viajar a los confines de nuestro interior, de nuestra esencia, y también a entender cada una de nuestras respuestas, de nuestras reacciones ante los acontecimientos cotidianos, que son los más sencillos y también…, los que más determinan nuestro camino.

Hay momentos para divertirse, para trabajar, para compartir, pero también hay momentos que son para uno solo, para conectar con lo más profundo de su ser, y es en estos momentos donde “La voz del alma” nos puede acompañar, donde nos puede ayudar a entender las vicisitudes que nos depara cada día.

En su obra José Luis Villar, nos conduce al reino del mundo interior, a la visión sosegada de los acontecimientos, a la madurez de encajar los hechos, tanto los buenos como los malos, con invulnerabilidad, con equilibrio, y sobre todo, nos lleva a comprender la necesidad que las dificultades suponen para nuestro crecimiento y superación.

Es un libro no sólo para pensar, sino también para sentir.

{/slide}

 

 

cantaores

escritores

escultores

musicos

pintores

variedades

otros

© 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By JoomShaper

Please publish modules in offcanvas position.